Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4.1.14

“Soneto al revés”, de José Bergamín

Perdido entre la ingente cantidad de coplas que contiene Canto rodado –más de mil– se encuentra un singular soneto de versos octosílabos y especulares; un descabalado soneto, un soneto “al revés" que confirma el gusto por la travesura del maestro Bergamín.
  
Canto rodado se publicó en 1984, pocos meses después de morir su autor. (El original permaneció extraviado durante muchos años; Bergamín volvió a encontrarlo cuando se trasladó a San Sebastián, y el año siguiente, en mayo de 1983, se lo entregó a su editor.) La mayoría de las coplas las escribió entre 1964 y 1968, durante el segundo exilio del autor, en París. Tan solo una mínima parte pertenecen a los últimos años de su vida.
  
"Las coplas de Bergamín –informa atinadamente la contracubierta– constituyen una de las facetas más coherentes y más interesantes de su obra literaria. En ellas su pensamiento y su poesía, o su pensamiento poético, en expresión popular, alcanzan una magnífica claridad, el eco inmediato y profundo de la mejor y más auténtica poesía popular, a la vez que son personalísima expresión del alma apasionada y contradictoria del autor, de su hondo pensar y sentir poético."
   Ocasión
habrá de rememorar esas coplas en las que tanto destella el ingenio de Bergamín; quedémonos hoy con este brillante, y solitario, "Soneto al revés".


SONETO AL REVÉS

No sé por qué estoy pensando
que me tengo que morir
sin saber cómo ni cuándo.

Si saber cómo ni cuándo
ni dónde, voy a vivir
sin más que estar esperando.

Sin más que estar esperando
para poderme dormir
que se me acabe el seguir
sintiendo que estoy soñando.

Sintiendo que estoy soñando
para dejar de sentir
que me tengo que morir
sin saber cómo ni cuándo.


José Bergamín, Canto rodado [Poesía, VI] 
Madrid: Ediciones Turner, 1984.

1 comentario:

jordim dijo...

Bonitos versos.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.