Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

23.6.12

Errores que son pecado

I
Kieerkegaard llama pecado a la obstinación en el error. Aunque todos cometemos errores, algunos seres son contumaces en el error. Unos aprenden de él, y otros no aprenden: quien aprende, pudiera enmendarse; quien no aprende, se vuelve un Sísifo idiota entregado a la costumbre, incapaz de descifrar su oscuro sino.

II
La memoria es traicionera y yo estaba convencido de que Segismundo proclamó que el mayor pecado del hombre es haber nacido; convencido, pero no tanto que no dejara un resquicio a la duda. Razonable duda. De delito, no de pecado, habla Segismundo, por pluma de Calderón. Aclarado el equívoco, persisten sus raíces ocultas. ¿Acaso no hay pecados que son delito? Sea pecado o sea delito, nacer se paga. Y no siempre con alegría.

2 comentarios:

Juan Poz dijo...

¿Y de cuándo acá la alegría ha sido pago de algo? Ahora bien, que nacer se haya de pagar bien lo vería si el supuesto estuviera cubierto por le adagio: quien la hace la paga. Pero ¿qué hacemos nosotros en el nacer, si hasta nos tiene que "echar" la madre al mundo con esfuerzos hercúleos? Lo nuestro. en realidad, es una resistencia al nacimiento. ¿O esa es nuestra primera persistencia en el error, nuestro pecado, el de no querer salir, cuando todo parece ya dispuesto para recibirnos? No, no creo que se pague el nacer, pero que, en nacido, todo lo que haya después sea un eterno pagar, de acuerdo.

Luis Valdesueiro dijo...

En cualquier caso, el que paga descansa. ¿O no?

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.