Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

21.4.12

Un texto de Castelao: “Dous vellos…”

[ D O S   V I E J O S … ]

Dos viejos que también tuvieron juventud, que se conocieron en un baile, que después se casaron por amor y que vivieron amándose locamente. Dos viejos, siempre juntos y siempre callados, que viven escuchando el pío, pío de un jilguero enjaulado. Sin hijos y sin amistades. Solos.

Anteayer le llevaron el viático al viejo y ayer murió. La compañera de sus días le vistió, le afeitó y le puso las manos en cruz.

Hoy entraron cuatro hombres y sacaron la caja larga donde va el muerto. La vieja salió a la puerta de la casa y, con la voz amorosa de los días de juventud, se despidió de su compañero:

―¡Hasta luego, Eleuterio!

Y los vecinos que habían asistido al espectáculo se taparon las bocas y se rieron con la barriga. La despedida de la vieja fue rodando y llegó al casino, y el “hasta luego Eleuterio” ya se convirtió en motivo de risa.

Todos, todos se rieron y nadie se entera con qué dolor la vieja enamorada llamará a la muerte en esta noche de invierno.


ALFONSO R. CASTELAO
[Versión de Lola Fernández y Luis Valdesueiro]

[ D O U S   V E L L O S … ]

Dous vellos que tamén tiveron mocedade, que se coñeceron nun baile, que logo se casaron por amor e que viviron amándose tolamente (1). Dous vellos, sempre xuntos e sempre calados, que viven escoitando o rechouchío dun xílgaro engaiolado. Sen fillos e sen amistades. Soios.
Antonte leváronlle o viático ó vello e onte morreu. A compañeira dos seus días vestiuno, afeitouno e púxolle as mans en cruz.
Hoxe entraron catro homes e sacaron a caixa longa onde vai o morto. A vella saíu á porta da casa e, coa voz amorosa dos días de mocedade, despideuse do seu compañeiro:
-¡Deica logo, Eleuteiro! (2).
E os veciños que acudiran ó espeutáculo taparónse (3) as bocas e riron cos ventres. A despedida da vella foi rolando e chegou ó casino, e o “deica logo Eleuterio” [sic] xa se convirteu (4) en motivo de risa.
Todos, todos, se riron e ninguén se decata con que delor a vella namorada chamará pola morte nesta noite de inverno.


ALFONSO R. CASTELAO, Cousas. Edición de Manuel Rosales. Vigo: Editorial Galaxia, vixésima edición, 2002).
NOTAS
(1) En la 4.ª edición, 1971: totalmente. 
(2) Ibíd.,
Eleuterio.
(3) Ibíd.,
tapáronse.
(4) Ibíd., convirtéu.

4 comentarios:

Javier dijo...

Qué tristeza, Luis, con lágrimas encendidas escribo...

Un fuerte abrazo.

Luis Valdesueiro dijo...

Sí, Javier, condensada tristeza...
Un abrazo.

Dallas dijo...

Give a hug now!To hug!

Anónimo dijo...

precioso,que bonitas palabras,nadie sabra nunca lo que se quisieron ..........

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.