Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

14.1.12

Como sombra que pasa. Aforismos en “El Alambique” (1)

En el último número de El Alambique publico, bajo un título  tomado en préstamo a Don Sem Tob, una colección de aforismos.
Doy ahora una parte y, a fin de no cansar, dejo el resto para otro día.

 

 

Siquier brava, quier mansa,
la palabra es tal
commo sonbra que passa
e non dexa señal.
DON SEM TOB

 

LAS palabras vienen del silencio. Y al silencio van.

*

Unas palabras hieren, otras son la herida.

*

El silencio es el jardín del alma.

*

Fondo y forma: ¿y cómo separar el nudo de la cuerda?

*

Hay palabras para la alegría y palabras para el dolor. Cada una cumple su misión, pues como decía el maestro Eckhart: a quien tiene sed, el pan no le da más consuelo que una piedra.

*

Palabras: alfombra mágica para sobrevolar la realidad.

*

Al poema le salva su verdad, aunque sea mentira.

*

Palabra de todo lo posible: mañana.

*

Bajo el silencio de las palabras, la raíz de la existencia.

*

Otoño: el eterno poema de la lluvia.

*

La poesía crece hacia dentro: versos raíces.

*

Poeta: escriba de la poesía.

*

La palabra exacta no es la palabra recta, trazada con escuadra y cartabón; la palabra exacta es siempre la palabra inevitable.

*

Las palabras ahuyentan a veces temores; pero el temor siempre vuelve.

*

Hablar hacia dentro, callar hacia fuera.

*

El silencio infinito. «El que sabe no habla; el que habla no sabe» (Lao-Tse). Las palabras son el balbuceo del no saber, pero dichoso balbuceo que nos salva del mudo no saber.

*

El clásico dice lo que quiere; el romántico quiere lo que dice.

*

La mentira multiplica la realidad.


     

Visite nuestro sidebar

Últimas citaciones

San Juan de la Cruz

Alberto Caeiro

José A. Muñoz Rojas

 

 F

 

 

2 comentarios:

Juan Poz dijo...

Ahora viene la laudo hiperbólica: un clásico y al tempo un romántico, eres, según tu propia definición, excepcional, de ambos. Desde Lucidario, ¡desafortunados quienes no hayan tenido la ocasión de leerlo!, la construcción de tu aforística, Luis, se va adensando hasta unas cotas en que se vuelven imprescindibles para quien los lee. La piedra de toque, para mí, de la "clasicidad" de los aforismos es la facilidad con que a un aficionado como yo, enseguida le dispara la creación de otros, infinitamente inferiores, como si fuera la respuesta del diálogo que no todos los aforismos saben crear con el lector. Tomemos, por ejemple, el de "La poesía crece hacia dentro: versos raíces". Inmediatamente lo he releído, deturpándolo, pero haciéndolo más mío aún, porque el "versos raíces" me lo he convertido en ver-os raíces, os habéis de ver como raíces... Y por aquí me voy al poema de Juan Ramon "Árboles hombres", donde JRJ se queja de ser un árbol errante, de ser un "pasante", alguien, por lo tanto, desarraigado... y se me cierra el círculo de la extraordinaria experiencia de "lo" literario.
Aguardo con impaciencia la proxima entrega.

auto tool dijo...

Thanks to the fast enhancement of science and know-how, these resources is often effortlessly updated along with the assist of some selected software program.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.