Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

7.6.11

El silencio

El silencio dicta su tiempo a las palabras. Para respirar, las palabras demandan silencio. Solo el silencio las redime de su vana vanidad: nombrar el mundo con su soplo. Pero de ese pecado no siempre las redime el silencio; a veces llega tarde, a veces no llega. No basta callar para que el silencio emane: sólo de la atención más honda brota el silencio, o de la más profunda soledad, o del más acerado dolor, o del acaso ingrato sentir. El silencio habla mientras calla; las palabras chirrían si hablando no dicen nada.

Hay que sacar a las palabras del silencio original, y moldearlas en la fragua de la vida, y enfriarlas para apuntalar su forma.

[Viernes, 9/1/04]

6 comentarios:

Joselu dijo...

Tal vez eso podría ser una precisa metáfora de la literatura. No puede ser de otra forma esa dialectica entre sonidos densos y palabras plenas de sentido.

Luis Valdesueiro dijo...

"Sonidos densos y palabras plenas de sentido": un bello ideal.
Saludos.

Juan Poz dijo...

No es escaso bien un bien tan escaso.

Luis Valdesueiro dijo...

Ni que lo digas.

Mari Carmen dijo...

Espléndida entrada y espléndidos comentarios.

Luis Valdesueiro dijo...

Gracias, Mari Carmen.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.