Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

28.4.11

Budhi-Dhorma y “Paradiso” [Notas…] (7) Mutismo de pensamiento

Budhi-Dhorma está sentado en el parque. Ojos cerrados, cara silente. Incesantes chorros de agua rebotan en el suelo. El estruendo del agua alivia la desazón que siente en las venas. Budhi-Dhorma está quejoso con el escribano de sus cosas. Qué buen vasallo, etc. Oigamos su lamento:

–¡Maldita sea! ¿De qué me sirve pensar si no hay quien recoja lo que pienso tal como lo pienso? Mi pensamiento va más allá de las palabras y rebasa lo pensado. Da pena verlo reducido a cuatro pinceladas, más o menos torpes. ¿Es justo que sólo en ocasiones se me atienda? ¿Es justo que el escribano elija de entre mis pensamientos aquél que se le antoja? ¿Es justo o no lo es? Justo no es. Y, por lo que a mí respecta, desde ahora y hasta no sé cuándo, hago promesa de mutismo. Mutismo de pensamiento.

Así pensaba Budhi-Dhorma un día soleado de invierno.

[6/3/11]

(¿Continuará?)

2 comentarios:

Juan Poz dijo...

¿No sería lo propio "así despensó" Budhi-Dhorma un dia soleado de invierno? También casi "despercibió" el súbito y llamativo tránsito acuo-luminoso... Budhi-Dhorma, a veces, va más allá de la paradoja: la lleva en el ojal y se embriaga de su perfume, de ahí sus tiernas pero atractivas incongruencias.

Luis Valdesueiro dijo...

Caprichoso que es el gachó. Y a lo que se ve con barruntos de levantisco.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.