Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4.1.11

Desarmado

No tenía brazos. Era joven. Con un platillo colgado del cuello limosneaba en un semáforo, cerca de la Biblioteca Nacional.

Un día vi de lejos, o mejor adiviné, que un hombre mayor le ayudaba a orinar. Contra un seto.

2 comentarios:

zim dijo...

Desarmado, desvalido, aislado, deshumanizado ... ¿qué es el hombre sin sus manos: manos que ven y que oyen; manos que acarician y que se defienden; manos que son el fin de los brazos que abrazan, de los que trabajan, de los que protegen; manos-herramienta, manos-emoción ...? Las manos son los pies del cerebro y los del corazón; no hay silla de ruedas que pueda sustituirlas ni limosna que pueda aminorar tanta pobreza.

Luis Valdesueiro dijo...

Tus palabras, Zim, son un excelente complemento a las mías, meditadamente descarnadas.
Saludos.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.