Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

12.9.10

Alfredo Cornucopia

1
Alfredo Cornucopia miró desafiante al espejo, meneó la cabeza y se dijo: hasta aquí hemos llegado.

2
La viga crujió.
Áspera soga, áspera vida.

Nota bene
Si el infortunado Alfredo Cornucopia llega a saber que una errata lapidaria -Cronucopia- desvirtuaría su apellido, sin duda le hubiera anegado la pena.

==================

Nuevo poema en

http://lasesquinasdelanoche.blogspot.com/2010/09/el-dolor-de-existir.html

(Se publica los viernes,
salvo error u omisión)

==================

5 comentarios:

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Pasó del "cuerno de la abundancia" al "tiempo de la abundancia". Quizás salió ganando post mortem.
Un abrazo.

Luis Valdesueiro dijo...

Bien visto, José Miguel.
Un abrazo.

Juan Poz dijo...

¡Cómo que lo desvirtuaría! Le otorga una virtud nueva, como bien ha señalado José Miguel. El error, la errata en este caso, es una manera diferente de hacer las cosas. Entre cronucopia y cornucopia, está clara la eleccion...
Uno de mis alumnos me proporcionó una errata que guardo, como todas, ya veremos para qué, como un tesoro: "El condón umbilical..."

Luis Valdesueiro dijo...

La anécdota de tu alumno es curiosa y casi se codea con las expresiones tergiversadas (¡lo que ha llovido desde el estar en el "candelabro"). Recientemente escuché en la radio a una señora que reconocía que, en cierta ocasión, se puso hecha un "obelisco".

Juan Poz dijo...

No le concedes ni una oportunidad... ¿a ver si la realidad no nos petrifica a veces...?

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.