Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

17.3.10

Un tal Timoteo

Llamaron al telefonillo.
Descolgó, receloso: no reconocía el toque, y las equivocaciones son tan molestas y frecuentes...
-¿Sííí...?
-¡Timoteo Pérez Rubio...?
Le sonaba el nombre, pero no era el suyo.
-No. Aquí no es.
-¿No es el 4º C?
-Sí. Es el 4º C.
-Traigo el recibo del seguro...
-No es aquí, se lo puedo asegurar -y al decirlo tuvo un atisbo de pánico: la sombra de Kafka es alargada-; le aseguro que aquí no vive ningún Timoteo...
-¿...?
Una idea relámpago vino en su ayuda:
-¡Oiga, este es el número 19!
-¡Ah...!
-¡...diós! -se dijo para sus adentros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.