Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

23.2.10

Ser y no ser o las delicias del solipsismo

Pese a no ser actor, desgranaba monólogos en solitario, sin público; o eso creía él. Igualito que Hamlet; aunque él se sabía henchido de ser, dónde va a parar, nada que ver con el melancólico de Elsinor. Él era de carne y hueso y sangre, no una mera invención, aunque sospechaba que la memoria del vagaroso príncipe le sobreviviría generación tras generación. Y la verdad es que esa idea la aceptaba a regañadientes, aunque se consolaba al pensar que el mismo Shakespeare, también él de carne y hueso y sangre (y fuera quien fuera el autor de sus obras; acaso él mismo) gozaba de menos existencia que sus imaginadas criaturas, hasta el punto de que si se conserva su memoria se debe al inmortal aliento de sus personajes.
_____________________
Hace un año (y unos días)...
AFORISMOS DE LOUIS SCUTENAIRE

4 comentarios:

Javier dijo...

El Yo bien podría ser otro más de los estados mentales del incosciente, de donde, a la postre, nada quedaría. Y sin embargo, existo, o eso creo. Ambiguo paradigma de carácter tan personalísimo que debo concluir que quizá no tenga más tangibilidad que cualquiera de mis subjetivas fantasías, incluyendo, por supuesto, al mismo Hamlet y a su creador.

Un abrazo

Javier Quiñones Pozuelo dijo...

Elegante manera de advertir que tu blog ha cumplido su primer año. Empezamos casi a la vez, tú en febrero de 2009, yo en diciembre de 2008, pero no te descubrí hasta tiempo después. Te felicito por la enorme calidad de tus entradas, por la profundidad y la densidad de las mismas, porque son siempre de las que hacen pensar, de aquellas a las que se vuelve. H entrado a ver los aforismos de Scutenaire y me han parecido muy buenos. Gracias por la traducción y por la edición, aunque sea con un año de retraso. Publiqué hace unos días otros aforismos, los que pueden verse en las paredes de su museo en Bruselas, de su amigo Magritte. ¡Extraordinaria generación ésta! Y lo mismo por el relato de la entrada de hoy. Visito tu blog a menudo, como bien sabes, pero sólo algunas veces dejo comentarios. ¡Felicidades por el primer aniversario y ánimos renovados para seguir en la brecha! ¿Estará el blog sustituyendo, de algún modo, los diarios personales privados? ¿Será el blog una suerte de dietario que se puede hacer público? Lo ignoro, pero reitero, enhorabuena.
Un abrazo, Javier.

Luis Valdesueiro dijo...

Forzando la tensión entre ser y existir, se me ocurriría señalar, Javier, que hay seres (que nunca han sido, y que pertenecen al maravilloso mundo de la fantasía) que tienen más existencia que muchos seres de carne y hueso. Maravillas de la imaginación.

Luis Valdesueiro dijo...

Gracias, Javier Q., por tus palabras, no sé si merecidas.
Respecto al aniversario, la cosa es complicada, porque si bien es cierto que empecé hace un año, me mantuve muchos meses clandestino, sin comunicárselo a nadie. ¿ ? Raro que es uno; pero tenía tanto temor a que fuera algo pasajero que quise demostrarme a mí mismo que no iba a ser así. Y así fueron pasando los meses y fui desgranando entrada tras entrada en solitario, sin público, hasta hace unos cuatro meses...
Aunque soy parco en comentar, también sigo con mucho interés tu blog. La temática que tratas me suele interesar casi siempre.
¿Blog, diarios privados, dietarios? Sí, ahí se está produciendo algo. En mi caso, la postura es un poco híbrida, porque recupero páginas del diario de hace años, que recojo en el Diario de sombras. El paso del tiempolo aclarará el asunto que planteas. El blog permite la inmediatez absoluta, pero parece que el diario necesitaría algo de reposo. Me refiero, claro está, a la expresión del mundo íntimo, de las emociones vivas). Alguien ha hablado de extimidad, por oposición a intimidad.
Un abrazo.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.