Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

25.1.10

La brevedad

   La brevedad es ardua y paradójica. Escribiendo más acaso se diga menos. Fruto de la destilación de las palabras, la brevedad pide tiempo.
   En una de sus cartas provinciales, Pascal explica que ha escrito una carta tan larga por falta de tiempo para hacerla más corta.
   Así, pues, lo breve es más... tiempo. (Aunque no siempre ha de ser así. A veces la pereza impone su norma.)

5 comentarios:

zim dijo...

En la escritura, como en la vida, desprenderse de todo lo superfluo y, sabiendo escoger, quedarse sólo con la esencia, es algo que no está al alcance de cualquiera ... y que requiere tiempo.Quizá dos vidas. Ando a vueltas con la primera ...

Joselu dijo...

Es cierto. Creo que tendría que aprender a reducir mis post a la mitad. Esa labor de poda, fortifica el árbol de ideas. Pero es tan fácil enredarse con las palabras.

Luis Valdesueiro dijo...

Sería muy interesante, Zim, lo de tener dos vidas: la primera sería el borrador, y en la segunda podríamos pasar a limpio ese borrador. La fe hinduista tal vez se nutra de esa idea.


Pero también puede haber exceso en la poda, Joselu. Todo tiene sus riesgos.

Aa dijo...

A veces hay que escribir mucho antes de llegar a un cierto tino en la concisión. Como yo estudié algo de guitarra lo creo así. Puede salir una nota muy bien templada hasta de casualidad, pero normalmente el tañido consistente y redondeado lo dan muchas horas de estar ahí "haciendo dedos" y se dice que hasta crean unas determinadas conexiones en la mente, por las cuales las manos acaban yendo solas. La escritura también tendría que salir sola. Y no estoy hablando de escritura automática.
Yo estoy, como dijera José Lezama, por la cantidad hechizada, y aunque alabo la exactitud y los hallazgos verbales, también creo en el exceso y el frenesí, el abandono.
Un saludo.

Luis Valdesueiro dijo...

Estoy bastante de acuerdo contigo, Aa. Creo que lo más apropiado es entender la brevedad como referida a la enjundia de lo dicho y no a la mera concisión, ya que cada cosa ha de tener su propia medida. Y el barroquismo, por supuesto, también tiene la suya.
Saludos.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.