Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

16.12.09

Burlas del tiempo

A veces, uno piensa: ¡Qué lejos queda ya aquello que creíamos que nunca llegaría! Lo amable de la vida, lo ingrato. Las cosas vividas dormitan en la memoria, mientras el tiempo vivo ni duerme ni descansa.

A veces, engañado por la fantasía, uno cree que no ha llegado lo que ya dejó de ser. La imaginación se divierte jugando con los deseos y azuzando los temores. Los deseos pujan, los temores frenan. ¿Quién puede ser libre, quién vive sin temor, como quería Spinoza?  A veces, es tan grande el temor que llegamos a temer lo que queremos. Quien lo ha vivido, lo sabe. Para el resto, no hay sombra en el deseo, todo es luz.

A cada momento, el tiempo se ríe de nosotros, con su risa sardónica de días y de noches.

6 comentarios:

Joselu dijo...

El misterio del tiempo. Y el temblor que produce. Somos latidos, esencialmente tiempo.

Luis Valdesueiro dijo...

Tiempo y río.

zim dijo...

Además de burlarse, pasa cada vez más deprisa ... y a veces descubres que te has pasado media vida preocupándote por cosas que nunca iban a ocurrir (como Churchill), lo cual no es pequeña enseñanza.

Luis Valdesueiro dijo...

Acaso pasa tan deprisa, Zim, porque cada vez le conocemos más, ¿no? Es broma... pero de las serias. Y sí, las preocupaciones, entendidas como angustia ante lo por venir, pueden llegar a ser un infierno que nos exilie de la vida.

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

No es el tiempo quien pasa deprisa: somos nosotros quienes pasamos raudos por él.

igxe dijo...

Tiempo y río.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.