Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

22.10.09

Divagaciones de otoño

Por la mañana, árboles abolidos por el viento, que los bomberos se afanan en trocear, mientras los coches se arraciman en plena Castellana.

Las aceras se alfombran con las primeras hojas muertas, presagio de cercana calvicie. 

Por la tarde, nubes ballenáceas y blanquigrises deambulan morosamente, escoltadas por nubecillas dispersas por el pálido azul.  

Según el trasiego de nubes, aparece,  o desaparece, la luna -uña recién cortada-, brillando en el atardecer.

No cabe duda: la hora de las gargantas doloridas ha llegado.

5 comentarios:

Yolanda dijo...

Bien traído, Luis, en este ventoso día otoñal. Se acabó el prolongado verano. Anteayer una esperada pero inoportuna lluvia nos estropeó una marcha por El Escorial con los chavales, cosas que pasan...
Y es verdad: llegó el tiempo de las gargantas doloridas, la mía es muy sensible al frío y como además apenas la dejo descansar tengo que cuidarla mucho porque las faringitis siempre están al acecho.
Un saludo.

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

callan las sombras de la noche oblicua
y llega el otoño tropezando en las esquinas
apenas
ha tomado semblante oscuro el cielo

Francisco M. Ortega Palomares dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Luis Valdesueiro dijo...

Gracias, Yolanda, por tu comentario. ¡Y a cuidar esa garganta...!

Luis Valdesueiro dijo...

Gracias, Francisco, por tu amabilidad y tus comentarios. Saludos.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.