Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4.7.09

Quietud y pasmo

(Domingo, 9/11/03).

Las hojas del plátano se vuelven amarillas. El verde glorioso desaparece, y el árbol destila tristeza con ese fondo de nubes negras diseminadas. Ese cambio de color rezuma toda la melancolía del otoño. Esa melancolía -quietud y pasmo- que cala hasta los huesos como una lluvia eterna. Melancolía aún más melancólica porque la arropa un concierto para piano (el número 3) de Rachmaninov, y porque el tiempo parece detenerse. Es momento de no pensar, momento de darse a la pura contemplación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.