Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8.7.09

Misantropía

(Lunes, 17/11/03).

Leopardi da en el blanco cuando afirma que los verdaderos misántropos no se encuentran en la soledad sino en el comercio con el mundo. En la soledad, si no se sufre a los hombres, ¿por qué odiarlos? Nadie desea no tener lo que no tiene; solo espantamos a las moscas si hay moscas. Por eso, la soledad nos salva de la misantropía, aunque nos condene a otros males. Y sólo en aquel que trata de continuo con los hombres, y no los soporta, arraiga la raíz del odio, la hidra del desprecio. Las escaleras permiten subir y permiten bajar; pero si estamos abajo, solo podemos subir; y si estamos arriba, solo podemos bajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.