Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

26.6.09

Heráclito sentencioso

Antes envidiado que compadecido, parece que dijo Heráclito, el Oscuro. ¿Por qué esa preferencia? ¿Acaso la envidia ajena es brújula de nuestras virtudes? ¿No merece compasión quien cae bajo los pies de la derrota? Parafraseando, torpemente, al gran fray Luis, bien se podría decir: Ni envidiado ni compasivo, aunque nada impide que en la compasión, igual que en la envidia, quepa mucha mezquindad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.