Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

24.4.09

Locura divina

Platón describe (Ion, 534b) la inspiración poética como un estado de locura, un rapto de la razón. Sólo después de sentir la inspiración divina, y cuando ya no es dueño de su razón, puede el poeta crear. De este modo, expresa un saber ajeno: dice lo que ni sabe ni piensa. Locura divina que, si le veda la razón, no le niega la verdad.
¡Qué viejo se nos ha quedado Platón! ¿Qué poeta se reconoce hoy en sus palabras? Cualquiera se siente a sí mismo como si en realidad él fuera dios. Un dios de cartón piedra, lo que no le impedirá creer que, mientras escribe un poema, él, y sólo él, inventa la palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.