Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

9.4.09

Del tedio

El tedio del aventurero. Su condena a huir de sí mismo en busca de la ausencia. El tedio del quieto. Su condena a hundirse en la inacción. Aventureros los dos: aventurero uno del todo, aventurero otro de la nada. Ambos huyen de sí mismos, en todas las direcciones, hacia las entrañas del abismo. (Páginas de un diario. 11/9/03.)

En La Primera Piedra, nº 5 (2004).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.