Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

18.2.09

Aforismos de Louis Scutenaire

Traducción y nota de Luis Valdesueiro
***
Louis Scutenaire (Ollignies, 1905-Bruselas, 1987). Doctor en Derecho, ejerció la abogacía defendiendo a delincuentes. En 1926 se convirtió al surrealismo. Después de la guerra, y hasta su jubilación, fue funcionario del Ministerio del Interior. En mayo de 1940, en compañía de su mujer, de Magritte y otros amigos, se dirigió hacia el sur de Francia huyendo de las fuerzas alemanas de ocupación. En aquellas adversas circunstancias, Scutenaire empezó a redactar su cuaderno de bitácora, a cuyo primer volumen -publicado por Gallimard en 1945: Mes inscriptions (1943-1944)- pertenecen los textos traducidos.

INSCRIPCIONES

1. La soledad y la promiscuidad son los dos contrarios más idénticos del mundo.

2. El corazón piensa.

3. Sabiendo lo que sabes, ¿cómo es posible que no lo sepas?

4. Soy excepción armoniosa de algunas reglas y ejemplo desolador de otras.

5. La muerte eterniza.

6. Las palabras deberían ser los guijarros blancos de Pulgarcito. Demasiado a menudo son sus migajas de pan.

7. El infinito comienza donde acaba.

8. En el país de los mudos los ciegos son sordos.

9. Soy demasiado honesto para ser cortés.

10. El mejor cimiento de un pueblo es la estupidez de los que lo forman.

11. La opinión que los demás tienen de mí sólo me importa en función de la mía sobre ellos.

12. Prever es desesperar.

13. Nuestros enemigos nos suministran nuestras mejores armas.

14. Me gustaría llegar a viejo para saber en lo que me convierto.

15. A menudo, en lugar de pensar, uno se forja ideas.

16. El diálogo interior, decimos. Pero ¿acaso hay otro?

17. El hombre sin Dios ¿es miserable? Es posible, pero el hombre con Dios es un miserable.

18. La vida es una mala noche de la que no despertamos.

19. Miramos menos lo que vemos que lo que esperamos ver.

20. No busques, espera.

21. ¿Para qué sirve escribir un poema, rematar a un herido, levantar una cabaña? Para escribir un poema, rematar a un herido, levantar una cabaña.

22. Las mujeres no deben nada a los hombres. Todo lo que ellas les dan, es una gracia que les conceden.

23. Lo contrario es siempre verdadero.

24. La poesía es la libertad de espíritu.

25. El hombre que tiene miedo descubre su rostro de hombre.

26. Están los que creen, están los que dudan, están los que piensan. Yo soy de los que piensan: pienso que creo que dudo.

27. Tomo al mundo tal como soy.

28.Cuanto más vaga es una esperanza, mejor y más tiempo se sostiene. Y vaya si se sostiene. Así las creencias menos formulables -pues toda fe es una esperanza- son las más sólidas y las más queridas.

29. El misántropo es quien reprocha a los hombres ser el que es.

30. La ciencia y la ignorancia: he ahí dos prisiones.

31. Un pensamiento es la trayectoria de una flecha, inseparable de la flecha.

32. Hay personas a las que su muerte otorga la existencia.

33. La única libertad concebible es la libertad hacia uno mismo.

34. Queremos ser para parecer.

35. Las ventanas se abren siempre sobre sí mismas, y las palabras son ventanas.

36. Quien ama verdaderamente la vida no puede odiar la muerte.

37. !Ay, ay¡ Quien no cree en nada crea un dios, y quien cree en un dios no crea nada.

38. Tu no aportas nada. ¿Que no?, yo aporto mis manos vacías.

En Cuadernos del Matemático, núm. 33 (2004).



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.