Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

21.2.09

El arte del plagio... propio


Para ilustrar el lugar común “Nadie es perfecto”, Léon Bloy narra, en su Exégesis de los lugares comunes (Acantilado), la sorprendente e hilarante historia de Esculapio Nupcial. Una historia ejemplar a su modo, de una ironía que riza el rizo, y una profundidad a la que da miedo asomarse. Historia digna de leer y releer. Y lo cierto es que, según la iba leyendo, me sabía a cosa sabida, a delicia ya degustada... Pero al acabar de leerla, una nota del autor disipó mis sospechas: El conmovedor relato que acaba de leerse no es, desgraciadamente, completamente inédito. Forma parte de mis Historias chocantes… Pero el fracaso de este libro, que pasó casi desapercibido, fue tan grande que… podría afirmarse que esta página no ha sido leída nunca por nadie. ¿Por qué volver a escribir algo que ya estaba tan logrado, y qué otra paráfrasis más brillante que ésta habría podido escribir?
¡Oooolé! Como diría el taoísta: si no está roto, no lo arregles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Contestaré si tengo algo pertinente que añadir.